► DIOS NO ES NECESARIO

DIOS NO ES NECESARIO:  ENTRE LA CIENCIA Y LA RELIGIÓN

A raíz de mi último post, sobre como la necesidad condiciona la fe en lo divino, me puse en contacto a través de uno de mis lectores con la problemática existente (real o imaginaria) entre ciencia y religión. Allí pude leer una colección de frases de hombres de ciencia afirmando la existencia de Dios y el valor de la fe.

Las religiones organizadas tienen un vasto poder de comunicación y si bien ya no hay Inquisición, sí hay instituciones que “vigilan” los avances de la ciencia y acomodan los resultados de las investigaciones, casi siempre temporales, a las necesidades de la doctrina, sobre todo la más crucial: la existencia de Dios. Llamaré a estos actores, los sacerdotes de la ciencia, en adelante los SACI.

EL ESPÍRITU RELIGIOSO EN EL HOMBRE

En mi anterior entrada, afirmaba que el espíritu religioso del hombre, entendido como la necesidad de conectarse (religare) con algo que trascienda la realidad física y causal, era innato e incluso una consecuencia de la selección natural. Asimismo que las religiones son respuestas institucionalizadas a ese espíritu, pero no las únicas vías, ya que le espíritu puede canalizarse a través del Arte, la Música, la Ciencia, el Servicio, la Filosofía, etc.

RELIVOLUCIÓN

RELIVOLUCIÓN

No es incompatible entonces que un científico pueda ser un “hombre religioso” aunque no practique una “religión” ni confiese una fe en un ser divino, porque el espíritu religioso puede manifestarse a través del conocimiento, en particular del conocimiento abstracto matemático,  es decir de aquel que enfrenta una realidad que no es posible experimentar en forma directa, como podría ser el conocimiento del Universo.

La inversa no es posible, los SACI no pueden ser científicos, pues intentarán acomodar la experiencia y el conocimiento a la doctrina.

CREACIONISMO.COM

Podemos encontrar en Internet muchos sitios con frases de hombres de ciencia que avalan la existencia de Dios y/o el valor de la fe. Entre esos sitios están frecuentemente los dependientes de Universidades religiosas.

Por ejemplo en http://www.fluvium.org/textos/cultura/cul67.htm , encontramos:

Isaac NEWTON: «Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos, un inmenso océano. La admirable disposición y armonía del universo no ha podido salir sino del plan de un Ser omnisciente y omnipotente».

Sir Fred HOYLE: (gran astrónomo y matemático) «El universo de las galaxias se dilata, y se crea continuamente en el espacio nueva materia para mantener constante la densidad media del universo, y esto exige la existencia de un Creador».

Albert  EINSTEIN: «A todo investigador profundo de la naturaleza no puede menos de sobrecogerle una especie de sentimiento religioso, porque le es imposible concebir que haya sido él el primero en haber visto las relaciones delicadísimas que contempla. A través del universo incomprensible se manifiesta una Inteligencia superior infinita».

Parece que a los SACI no les basta el testimonio de los apóstoles, los santos, los pastores, los teólogos y los hombres de fe. Necesitan sumar también a los hombres de ciencia. No es extraño que hace 50 años, confesarse “ateo” era casi un delito que podía tener consecuencias sociales y económicas, especialmente en los países teocráticos o dominados por el conservadurismo religioso, como los EEUU, por ejemplo.

En algunos casos incluso es falaz la forma en que se contrapone el sentir religioso con el pensamiento científico. La ciencia no es enemiga de la religión. No se propone destruir la religión ni la fe en lo trascendente o divino. Pero sucede que las religiones han tratado de explicar eventos naturales desde la creación del universo hasta el funcionamiento del cuerpo. Y cuando la ciencia descubre un hecho que contradice los “relatos” religiosos, éstos se sienten amenazados, porque si el “libro sagrado” dice algo que no es exacto, quizás todo lo demás pueda ser sospechado de inexacto.

METODOS

EINSTEIN Y DIOS

En mi anterior post me había referido a la religiosidad de Einstein, y por cierto que muchos SACI (al menos occidentales) les encanta citar a Einstein. Quizás porque su condición de genio de la ciencia avala con mayor certeza su pensamiento… Si un sacerdote afirma la existencia de Dios, no tiene el mismo valor porque después de todo es su formación la que habla, cuando no su mismo interés. Diríamos que es una afirmación interesada. Pero, si lo dice Einstein…

El problema es que muchos de estas frases no se entienden cabalmente cuando se las extrae del contexto en que fueron dichas, o de la totalidad del pensamiento del autor. Einstein afirma la existencia de Dios, pero no tiene nada que ver con el Dios judeo cristiano. Así afirma en una de sus cartas:

“La palabra Dios no es más que la expresión y el fruto de la debilidad humana, y la Biblia, una colección de honorables leyendas primitivas, las cuales, no obstante, son bastante pueriles”. [1]

“Para mí, la religión judía, como las demás, es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío, al que estoy contento de pertenecer y con el que tengo una profunda afinidad, no es diferente del resto” 1

“Con respecto a Dios, no puedo aceptar ningún concepto basado en la autoridad de la Iglesia. Desde que tengo uso de razón me ha molestado el adoctrinamiento de las masas. No creo en el miedo a la vida, en el miedo a la muerte, en la fe ciega. No puedo demostrar que no haya un Dios personal, pero si hablara de él, mentiría. No creo en el Dios de la teología, en el Dios de que premia el bien y castiga el mal. Mi Dios creó las leyes que se encargan de eso. Su universo no está gobernado por quimeras, sino por leyes inmutables.”[2]

[1] Carta al filósofo Eric Gutkind (3 de enero de 1954)

[2] Cien años de relatividad, Robinson, Andrew (2010)

Einstein milagro

“DIOS NO PUEDE JUGAR A LOS DADOS”

Esta frase de Einstein, es una de las favoritas de los SACI. Un amigo me la expuso como un argumento a favor de la existencia de Dios. Pero esta frase no fue dicha como un argumento teológico, sino como parte de una controversia científica. Einstein, pese a toda su revolucionaria teoría de la relatividad, era un físico clásico, estaba convencido de que el Universo era una creación racional y que la mente humana podía penetrar sus secretos y que ese orden se expresaba a la perfección a través de la matemática. Es ese orden el que permite calcular con exactitud el movimiento de los planetas, de los satélites, aviones, proyectiles, las ondas, el electromagnetismo, la relatividad del espacio tiempo. Pero existía un universo que se resistía a ser dominado por leyes deterministas. Era el universo del átomo. Todos los intentos para matematizar la estructura del átomo fracasaron hasta que en 1925

dados-full

el físico alemán Werner Heisenberg, enuncia su revolucionario Principio de Incertidumbre, que básicamente afirma que no es posible tal determinación exacta, no por una falla de los sistemas de medición o cálculo, sino por una limitación de la naturaleza de las partículas atómicas. En el interior de un átomo no existe la certeza, sino la incertidumbre o matemáticamente hablando la probabilidad. Podía calcularse la probabilidad de que el electrón estuviese en una posición del espacio, pero nunca la posición exacta.

Einstein reacciona contra este principio porque violaba los principios de la física determinista y lanza su famosa frase: “Dios no puede jugar a los dados”, es decir Dios no puede admitir que en una parte del Universo exista la incertidumbre (o sea la probabilidad).

Siempre me ha llamado la atención este argumento de Einstein, después de todo era un genio de la física, podría haber dado un argumento científico.  Creo que Einstein reacciona así porque no tenía argumentos científicos y él, como los SACI, veía amenazado su sistema de conocimientos o creencias y por lo tanto su poder y ascendencia sobre los demás.

Pero Heisenberg tenía razón, y desarrolló la mecánica cuántica o mecánica probabilística que le valió el premio Nobel en 1932. Hasta hoy el universo cósmico se rige por las leyes de la relatividad y el atómico por la mecánica cuántica.

Parecía que Dios sí podía jugar a los dados después de todo, al menos en el nivel sub atómico. Claro que a los SACI  la incertidumbre no les cayó muy bien. Era preferible un universo organizado como testimonio de un creador inteligente a  uno desordenado, caprichoso e imprevisible.

Yo amo la incertidumbre, porque aunque incertidumbre tiene mala prensa, también puede ser positiva. Ante una enfermedad, por más grave que sea,  existe la probabilidad de curarse. Un milagro no sería más que el cumplimiento de una probabilidad improbable. Curarse de un cáncer, no es imposible, quizás pueda ser improbable, pero nunca imposible, el milagro siempre puede ocurrir, y entonces Dios no es necesario, a menos que mi creencia necesite fundarse en Dios por razones emocionales.

heisemberg café

EL GRAN DISEÑO

Paradójicamente  el progreso de la ciencia en el conocimiento del Universo, ha dado argumentaciones fuertes a los SACI, para que la ciencia se ponga de parte de Dios (por así decirlo). La teoría del BIG BANG y la determinación de variables físicas que determinan la posibilidad de la existencia de la vida, han reforzado la idea de que el Universo es  producto de un diseño, no del azar,  y si hay diseño tiene que haber diseñador. En EEUU esta teoría SACI toma el nombre de Diseño Inteligente y como la Constitución de ese país prohíbe la enseñanza de la religión en las escuelas, se enseña el DI con la idea no manifiesta pero implícita de que el Diseñador es Dios.

STEPHEN HAWKINS

Es siempre impactante ver y escuchar al célebre astro físico Stephen Hawking, nacido en Oxford en 1942. No me es posible abstraerme de su condición física. Afectado por una rara y cruel enfermedad yace postrado en una silla de ruedas, casi totalmente paralizado, comunicándose a través de un sintetizador de voz manipulado a través de una computadora.  Su cerebro atrapado en ese cuerpo casi inerme, sin embargo funciona en forma extraordinaria y su mente parece agigantarse en esta condición. Pero seríamos injustos si no valorásemos el contenido de su trabajo y sus descubrimientos por sí mismos. En 2011 publicó con la colaboración del físico Leonardo Mlodinov el libro El Gran Diseño, que leí a fines del año pasado. No soy un físico, pero pude seguir y dar significado a gran parte del contenido, gracias entre otras cosas a que los autores tienen la destreza de exponer temas complicados con claridad y con un sentido de divulgación. En sus 8 capítulos, el libro recorre los hitos de la física y la astronomía desde la segunda mitad del  siglo XX hasta la fecha.

gran_diseño_Hawking

En el capítulo 7, que lleva el sugestivo título de “El Milagro aparente”, detallan los argumentos que sostienen a los teóricos del Diseño inteligente. Mientras que en el capítulo 8 (final del libro) titulado “El gran Diseño”, dan los argumentos que contrarrestan a los SACI sostenedores del Diseño Inteligente.

La frase de Hawkins, “Dios no es necesario” es de este capítulo y en este contexto significa que no es necesaria la presencia de un Diseñador para explicar el origen del Universo. Al parecer esta frase le valió un sinnúmero de ataques verbales y sus ideas fueron incluso ridiculizadas. Los ataques fueron tan serios que Hawkins se vio forzado a aclarar: “Yo no dije que Dios no existe, sino que no era necesario para explicar el origen del Universo”.  Hawking piensa como un científico. Como expusiera antes, la ciencia no busca derribar a Dios, pero tampoco acomoda los descubrimientos y teorías para satisfacer la necesidad de Dios.

Aunque la confrontación es inevitable, en lo personal me parece “surrealista” que la existencia de Dios necesite de teorías científicas, aunque claro los SACI parecen opinar lo contrario y es para ellos de vida o muerte que Dios haya creado el Universo.

sthepen hawking

CIENCIA Y RELIGIÓN

El conflicto entre el creacionismo y el evolucionismo tiene muchas facetas y aunque no estamos en época de la Inquisición, se torna a veces áspero al menos en lo dialéctico. Hawking no lo elude y a menudo se refiere a él en forma humorística o sarcástica. De hecho en El Gran Diseño, frecuentemente menciona pasajes de textos religiosos sobre la Creación, a veces en forma confrontativa, otras como complemento a sus argumentos. En abril del presente año dió una conferencia y un artículo aparecido en el sitio Space.com dice sobre ella:  Stephen Hawking triunfó esta semana en Pasadena (cerca de los Los ángeles) al impartir una conferencia sobre El origen del universo en el Instituto de Tecnología de California (Caltech). Mucha gente hizo cola durante 12 horas para lograr entrar. Y el célebre físico británico fue contundente: “Nuestro universo no necesitó ninguna ayuda divina para formarse”, según informa Space.com. Abordó cuestiones fundamentales como “¿Por qué estamos aquí?” y recordó que mucha gente todavía busca una solución divina para contrarrestar las teorías de los físicos curiosos que investigan el cosmos. “¿Qué estaba haciendo Dios antes de la divina creación? ¿Estaba preparando el infierno para la gente que hiciese tales preguntas?”, bromeó. 
stephen-hawking-67676

EL GRAN DISEÑO: EL MILAGRO APARENTE

En el capítulo 7 de “El gran diseño”, titulado “El milagro aparente” Hawking y Mlodinow describen los hechos sobre la historia y composición del Universo y la existencia de vida dentro de él, que dan sustento al Diseño Inteligente y por esa vía a la afirmación de la existencia de un Dios creador. Acá pueden leer el capítulo completo: STEPHEN HAWKING Y EL MILAGRO APARENTE (mi agradecimiento a mi hijo Nicolás que lo trascribió.)  El texto no tiene desperdicio, pero haciendo un síntesis:
Los autores definen como  “principios antrópicos”  a aquellos argumentos que se basan en la idea de que el Universo fue creado con el fin de alojarnos en él. Diferencian 2 tipos de argumentos:  1) Los principios antrópicos débiles o ambientales  y  2) Los principios antrópicos fuertes o el ajuste fino.

PRINCIPIOS ANTRÓPICOS DÉBILES

Los primeros se refieren a la particular composición de nuestro sistema solar y la ubicación de la Tierra en él. Entre ellos se encuentra la distancia existente entre la Tierra y su estrella, el Sol, así como la particular masa del mismo, cuya consecuencia es un rango de temperatura que posibilita la existencia de agua.
La franja celeste muestra la zona del espacio habitable para diferentes masas solares. En el caso de nuestro Sol, solo la Tierra está en esta zona.”
Otro factor ambiental es la curvatura de la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol, que es ligeramente elíptica (excentricidad del 2 %) o sea prácticamente circular. Si el grado de excentricidad fuese algo mayor, la órbita sería una elipse más alargada y  resultaría que en el punto de máxima distancia, la temperatura sería demasiado fría y el agua se congelaría. A su vez en el punto de mayor aproximación, el calor sería demasiado elevado y tampoco sería factible la vida en el planeta.
Una excentricidad del 2% como la de la Tierra, implica variaciones de temperatura moderadas entre los puntos de mayor y menor proximidad al Sol.

Una excentricidad del 2% como la de la Tierra, implica variaciones de temperatura moderadas entre los puntos de mayor y menor proximidad al Sol.

 Pero una excentricidad elevada como la de Mercurio (20%), implica variaciones de temperatura extremas que harían imposible la vida.

Pero una excentricidad elevada como la de Mercurio (20%), implica variaciones de temperatura extremas que harían imposible la vida.

Dice Hawking al respecto: Nuestro sistema solar tiene otras propiedades <<afortunadas>> sin las cuales nunca habrían de podido desarrollarse formas sofisticadas de vida. Por ejemplo, las leyes de Newton permiten que las órbitas planetarias sean círculos o elipses, que son círculos alargados, más anchos en un eje y más estrechos en otro. El grado de deformación de una elipse viene descrito por lo que se denomina su excentricidad, un número entre cero y uno. Una excentricidad vecina a cero significa que la figura se parece mucho a un círculo en tanto que una excentricidad próxima a uno significa que la figura está muy aplanada. Kepler estaba trastornado por la idea de que los planetas no se mueven en círculos perfectos, pero la órbita de la Tierra tiene una excentricidad de tan solo un 2 por 100, lo que significa que es casi circular. Como veremos, eso es un gran golpe de suerte.” “De hecho, si la excentricidad de la órbita de la Tierra fuera próxima a la unidad, los océanos, hervirían cuando alcanzáramos el punto más próximo al Sol y se congelarían cuando alcanzásemos el punto más lejano, lo cual haría que ni las vacaciones de invierno ni las de verano fueran demasiado agradables. Excentricidades orbitales grandes no conducen a la vida, de manera que hemos sido afortunados de tener un planeta cuya excentricidad orbital sea próxima a cero”.

Estos hechos, ¿son “afortunados” o productos de un Diseñador?. Los factores ambientales son llamados “débiles” porque se explican no por un “diseño” sino por la probabilidad. Existen millones de sistemas planetarios y la vida se desarrolló en uno que poseía las propiedades ambientales adecuadas. Condiciones “afortunadas” para la vida son improbables, pero no imposibles. Es como tirar 5 dados y sacar una “generala” (5 números iguales), es difícil pero no imposible. Tampoco es imposible que el hecho se repita, y por eso Hawking afirma que puede existir vida en otros planetas.

LOS FACTORES ANTRÓPICOS FUERTES (EL AJUSTE FINO)

Éstos se basan en las propiedades, ya no del sistema solar, sino de la misma naturaleza del Universo: la fuerza gravitatoria, las fuerzas nucleares, eléctricas, ets.  La ciencia ha logrado determinar qué pasaría si algunas de las fuerzas elementales de la naturaleza tuviesen valores diferentes, dice Hawking: “Pero al investigar la validez del principio antrópico fuerte, en años recientes los físicos se empezaron a preguntar como hubiera sido el universo si las leyes de la naturaleza fueran diferentes. Actualmente podemos fabricar ordenadores que nos digan como depende el ritmo de la reacción del proceso triple alfa de la intensidad de las fuerzas fundamentales de la naturaleza. Esos cálculos muestran que una variación de tan solo un 0,5 por 100 en la intensidad de la fuerza nuclear fuerte o de un 4 por 100 en la fuerza eléctrica destruiría casi todo el carbono o casi todo el oxigeno en cualquier estrella y, por lo tanto, la posibilidad de vida tal como la conocemos. Si se cambian las reglas de nuestro universo solo un poco, ¡las condiciones necesarias para nuestra existencia dejan de cumplirse!”.

De la misma manera se han verificado una asombrosa exactitud en otras variables físicas, cuya variación provocarían un Universo no apto para la existencia de la vida. Dice Hawking:

“La emergencia de estructuras complejas capaces de albergar observadores inteligentes parece ser muy frágil. Las leyes de la naturaleza forman un sistema extremadamente bien ajustado, y las leyes físicas se pueden cambiar muy poco sin destruir la posibilidad del desarrollo de vida como la que conocemos. Si no fuera por una serie de intrigantes coincidencias en los detalles precisos de las leyes físicas, parece que no hubieran podido llegar a existir ni los humanos ni formas de vida semejantes a las que conocemos”.

EL MILAGRO APARENTE

Terminan  Hawking y Mdolinow concluyendo en este capítulo: “A mucha gente le gustaría que utilizáramos esas coincidencias como evidencia de la obra de Dios. La idea de que el universo fue diseñado para alojar a la humanidad aparece en las teologías y las mitologías desde hace miles de años hasta el presente. En el Popal Vuh de los mayas los dioses proclaman: <<No recibiremos gloria ni honor de lo que hemos creado y formado hasta que existan los humanos, dotados de razón>>. Un texto egipcio típico datado hacia 2000 a.c. dice que <<Los hombres, el ganado de Dios, han sido bien proveídos. Él (el dios Sol) hizo el cielo y la tierra para beneficio de ellos>>. En china, el filósofo taoísta Lieh Yu-Khou expresó la idea mediante un personaje de una narración que dice: <<El cielo hace crecer cinco tipos de grano y produce los animales con aletas o con plumas especialmente para nuestro provecho>>.

En la cultura occidental, el Antiguo Testamento contiene la idea del diseño providencial en su historia de la creación, pero la interpretación cristiana también fue muy influida por Aristóteles, quien creía <<en un mundo natural inteligente que funciona de acuerdo con un diseño>>. El teólogo cristiano medieval Tomás de Aquino (1225-1274) utilizó las idea de Aristóteles sobre el orden de la naturaleza para argumentar la existencia de Dios. En el siglo XVIII, otro teólogo cristiano llego al extremo de decir que los conejos tienen colas blancas para que nos resulte más fácil cazarlos.

Una ilustración más moderna del punto de vista cristiano fue suministrada hace unos pocos años por Christoph Schönoborn, cardenal arzobispo de Viena, quien escribió: <<Actualmente, a comienzos del siglo XXI, enfrentados a afirmaciones científicas como el neodarwinismo y la hipótesis del multiverso (existencia de muchos universos) en cosmología, inventadas para eludir las evidencias abrumadoras de propósito y de diseño halladas en la ciencia moderna, la Iglesia Católica defenderá todavía la naturaleza humana proclamando que el diseño inmanente en la naturaleza es real>>. En cosmología, la evidencia abrumadora de propósito y diseño a la cual se esta refiriendo el cardenal es el ajuste fino de las leyes físicas a que nos acabamos de referir”.

El cardenal citado podría ser un ejemplo de los SACI, dicho con el mayor respeto. Es decir una persona que toma un hecho científico y lo acomoda a su “creencia” y luego rechaza toda hipótesis que la refute. La refutación al Diseño Inteligente y al creacionismo, está mencionada explícitamente en el párrafo anterior: La hipótesis del multiverso.

EL MULTIVERSO O MULTIUNIVERSOS

Debo reconocer que la palabra “multiverso” no es afortunada, ya que al menos en mi país un “verso” es un término  peyorativo que significa algo que parece real pero es falso, también es sinónimo de “chantada oral” :=).

Hawking y Mlodinow toman el guante y afirman: “Vimos en el capítulo 5 que nuestro universo parece ser uno entre muchos otros, cada uno de ellos con leyes diferentes. La idea del multiverso no es una noción inventada para justificar el milagro del ajuste fino, sino que es consecuencia de la condición de ausencia de límites y de muchas otras teorías de la cosmología moderna. Pero si es verdad, reduce el principio antrópico fuerte al débil, al situar los ajustes finos de las leyes físicas en la misma base que los factores ambientales, ya que significa que nuestro hábitat cósmico – actualmente la totalidad del universo observable – es tan solo entre otros muchos, tal como nuestro sistema solar es uno entre muchos otros”. 

En resumen así como la probabilidad explica la existencia de un sistema planetario entre millones de sistemas, donde puede surgir la vida, como el nuestro, la existencia de millones de Universos, conduciría a una probabilidad de que un Universo como el nuestro tenga los ajustes necesarios para que surja la vida. NO haría falta la participación de un “diseñador” y por lo tanto Dios no es necesario para explicar el Universo.

Pero observemos  que los autores dicen del multiverso: “si es verdad”. Ellos saben que es una hipótesis que tiene fundamentos científicos pero también abre nuevos interrogantes. Sobre este tema se explayan en el capítulo 8, “El gran Diseño”, un texto más complejo porque entra en cuestiones más técnicas. La idea no es nueva, ya fue expresada masivamente por ese genial comunicador científico que fuera Carl Sagan:

STEPHEN HAWKING Y LA CONDICIÓN HUMANA

Encontré en YOUTUBE un breve reportaje al científico realizado en 2010, por la prestigiosa periodista norteamericana, Diane Sawyer, donde se destacan algunos de los eventos que han marcado su vida y sobre todo la relación con sus hijos y nietos. Se trata de una edición recortada de la entrevista. Le agregué un subtitulado en castellano, gracias a la colaboración de mi amiga Lucila Gianni en la traducción.  En el vídeo se hace mención a la enfermedad que Hawking sufre desde los 21 años, denominada ALS, siglas en inglés de Afasia Lateral Amiotrófica  (ALA), una degeneración de las neuronas motoras que produce debilitamiento y atrofia muscular, con la consecuentes dificultades para movilizarse, hablar y respirar. En EEUU se la conoce también con el nombre de la enfermedad de Lou Gehrig, quien fuera un famoso beibolista, uno de los primeros en desarrollar la enfermedad que lo llevaría a la muerte en 1947 a la edad de 37 años.

Los consejos de SH a sus hijos

1 Recuerda siempre mirar arriba hacia las estrellas y no hacia abajo hacia tus zapatos.

2 Nunca dejes de trabajar, el trabajo de significado y propósito, y la vida es vacía sin él.

3 Si tienes la fortuna de conocer el amor, recuerda que es raro, no lo desperdicies.

La frase final citada por la periodista: “Dios no solo juega a los dados con el mundo, sino que a veces los tira donde no podemos verlos”, no debe ser interpretada como una afirmación de la existencia de Dios, sino que es una respuesta a la frase de Einstein con la que comenzamos este largo post. Que Dios juegue a los dados, significa que el Universo no está perfectamente organizado, existe el caos y la probabilidad de que surja el orden a partir del mismo. Que Dios tire los dados donde no podemos verlos,  significa que quizás nunca podamos comprender totalmente el Cosmos, pero que nuestra curiosidad nos impulsará siempre a buscar respuestas o nuevas preguntas.

La fe es la certeza de lo que no se ve. No necesita pruebas. Lo que no es honorable ni honesto ni aceptable es que la religión se quiera servir de avances científicos para apoyar sus creencias, pero que luego rechace, ridiculice y tergiverse aquellos que no le conviene.

HAWKING Y EL HOMBRE RELIGIOSO

Investigando este tema, he hallado para mi sorpresa que no solo las hipótesis de Hawking son burladas, sino que él mismo es objeto de burlas por su condición física. Algo sorprendente, teniendo en cuenta, el enorme esfuerzo que ha realizado para sobrellevar su enfermedad y llegar a ser una de las mentes más brillantes de su generación.

Más allá de esta realidad, verlo postrado, amarrado a su silla, escaneando el Universo en su incontenible extensión, se me hace que Hawking es una metáfora de la humanidad, confinada en un pequeño planeta, en una galaxia entre millones que se expanden en un espacio cuyas distancias son incomprensibles. Desde allí, el hombre ausculta ese horizonte que se aleja, tratando de contenerlo y comprenderlo con su mente, alzando los ojos a los cielos con incontenible curiosidad y conciencia de que está frente a un misterio quizás insondable.

También encuentro en Hawking las huellas inconfundibles de lo que defino como “el hombre religioso”. El que enseña a sus hijos a ganarse el pan de cada día con el fruto del trabajo, la necesidad  de la bondad, el mirar hacia  las estrellas, el buscar sentido y propósito a la vida y finalmente el valor supremo del amor.

Acerca de educavallo

Nací en la ciudad de Buenos Aires el 5 de mayo de 1952. Actualmente me desempeño como coordinador del area de computación del Colegio Bayard. También soy organista de la Iglesia Metodista.
Esta entrada fue publicada en CIENCIA Y FE, TEOLOGÍA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ► DIOS NO ES NECESARIO

  1. Augusto César Carracedo dijo:

    Ud. dice : “La fe es la certeza de lo que no se ve. No necesita pruebas. Lo que no es honorable ni honesto ni aceptable es que la religión se quiera servir de avances científicos para apoyar sus creencias, pero que luego rechace, ridiculice y tergiverse aquellos que no le conviene.”
    Comparto totalmente el concepto. Pero también objeto que la ciencia pretenda dar respuestas a La Fe, que va más allá de todo lo que es tangible y mensurable, es decir : que va más allá de la razón. La Fe pertenece totalmente al ámbito de la intuición, ámbito en el que, paradójicamente, también parten los descubrimientos de la ciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s