♫ A TI LA GLORIA

À TOI LA GLOIRE

Este gran himno de resurrección es la conjunción de fuentes sorprendentemente dispares. La música que lo ha hecho famoso y uno de los himnos evangélicos más populares, proviene de uno de los más grandes y formidables oratorios de G. F. Haendel:  Judas Macabeo. Más específicamente el Nº 58, “See the conquering hero come” (Ved, el héroe conquistador viene).

Judas Macabeo es un personaje bíblico que aparece en el Libro de los macabeos.  Era el tercer hijo del sacerdote Matatías, que con su familia fue el centro y alma de la revuelta patriótica y religiosa de los judíos contra los reyes seléucidas de Siria.

Judas fue designado por su agonizante padre como el nuevo líder de la banda de soldados guerrilleros rebelados contra Antíoco IV Epífanes en el año 167 a. C., y permaneció en mandato hasta el 161 a. C. Estaba animado con una gran fe en lo que él creía era el apoyo de Dios, por la bondad de la causa. Comenzó sus operaciones militares atacando y quemando muchos pueblos que se habían manifestado en favor de los enemigos de Israel, y cuando fuerzas armadas regulares fueron enviadas para poner fin a su acoso, no dudó en enfrentarse a ellas en el campo (II Macabeos).

Demostró en diversas ocasiones que era un excelente táctico y un guerrero intrépido. Entre sus hazañas militares se mencionan la derrota y muerte de Apolonio, saqueador de Jerusalén, y la derrota de las tropas sirias al mando del delegado gobernador Serón, en un encuentro en Bet Horón. Otros líderes sirios que también fueron vencidos por Judas, fueron los visires Gorgias, Nicanor, Timoteo, Bachides y Lysias.

Estas victorias permitieron una tregua durante la que Judas prestó atención a las condiciones ruinosas en que había quedado la ciudad de Jerusalén y cómo había sido profanado su Templo. Destinando un cuerpo de hombres armados para mantener en jaque la guarnición siria, que todavía ocupaba la ciudadela, el líder judío comenzó a renovar y purificar el santuario, siendo ayudado en el trabajo por varios sacerdotes.

Terminada la renovación, el nuevo servicio del Templo fue inaugurado con festejos que duraron ocho días. De acuerdo a la tradición talmúdica, se encontró un solo cantarillo de aceite purificado para el encendido del candelabro del Templo de Jerusalén, lo suficiente para arder un solo día, pero milagrosamente el candelabro ardió por ocho días seguidos. Desde entonces se decretó que, en memoria de este suceso, se celebraría una fiesta anual llamada Jánuca o Hanuká, también conocida como la Fiesta de las Luces, que duraría ocho días, con la característica del encendido de velas de un candelabro especial de ocho brazos, una vela por cada día.

El oratorio de Haendel está basado en un libreto de Thomas Morell y se divide en tres partes. 1) Muerte de Matatías y ascenso de su hijo Judas. 2) Victoria parcial de los judíos y posterior  contraataque de sus enemigos. 3) Victoria “definitiva”, aclamación del héroe y celebración de la paz. El canto “See the Conquoring Hero Comes” aparece justo después de que la victoria ha sido lograda y llegan noticias de un posible alianza con Roma. Parte del texto original dice:

Israelites

See, the conqu’ring hero comes! (Ved el héroe conquistador viene!)
Sound the trumpets, beat the drums. (Suenen las trompetas y redoblen los tambores)
Sports prepare, the laurel bring, (Preaparen los juegos, traigan el laurel)
Songs of triumph to him sing. (Cantos de triunfo canten a él)

Escuchemos una versión por los solistas,  coro y orquesta de la Sociedad Haendel de Buenos Aires.

HAENDEL Y BEETHOVEN

Haendel no tenía demasiada buena opinión sobre esta melodía, pero intuyó que sería un gran éxito entre el público y no se equivocó. Parece que Beethoven no opinaba lo mismo, ya que en 1796 escribió 12 variaciones para piano y cello que pueden escuchar a continuación.

EDMOND LOUIS BUDRY

Casi 150 años después un ignoto escritor de himnos y pastor suizo escribió el texto que unido al tema de Haendel habría de convertirse en uno de los más populares y grandiosos himnos pascuales.

Poco pude averiguar de Budry. Nació en Vevey (Suiza) en 1854. Estudió teología en Lausanna y fue pastor en Cully y Saint Croix. Finalmente se convirtió en pastor de la Iglesia Libre en Vevey por más de 36 años. Escribió varios himnos de los cuales “A Toi la Gloire” es su legado más importante. También tradujo muchos himnos al francés.  Falleció en 1932. En 1925 el inglés Richard Hoyle escribió una versión en inglés.

Comparemos los textos.

Original (Budry)

Inglés (Hoyle)

Castellano (Traducción anónima)

 À toi la gloire, O Ressuscité!
À toi la victoire pour l’éternité!Brillant de lumière,   l’ange est descendu,
Il roule la Pierre du tombeau vaincu. À toi la gloire, O Ressuscité! À toi la victoire pour l’éternité!
 Thine be the glory, Oh resurrected One!
Thine be the victory, for eternity!Shining with light, the angel descended,
He rolled the stone from the conquered grave.Thine be the glory, Oh resurrected One!Thine be the victory, for eternity!
 A Ti la Gloria Oh nuestro Señor
A Ti la victoria, gran Libertador
Te alzaste pujante lleno de poder
Como el sol radiante al amanecerA Ti la Gloria Oh nuestro Señor A Ti la victoria, gran Libertador

El tema original está escrito en la brillante tonalidad de Sol mayor. El himno se canta habitualmente en Mi mayor, una altura más adecuada para el canto congregacional. Al himno se le ha agregado una coda que repite los primeros versos.

JUDAS Y JESÚS

Más interesante es analizar la transposición explícita del héroe Macabeo a la figura Jesús según el cristianismo. Judas es un héroe militar pero embuido en una fe absoluta en el poder de Dios que lo guiará a la victoria pese a las desventajas numéricas y militares. Es un libertador político y al mismo tiempo un restaurador de la fe en Jehová y en el culto tradicional. Jesús por otra parte es también un héroe, pero no militar, sino que enfrenta a sus enemigos solo con su palabra y su vida y su confianza absoluta en Dios. Es un libertador porque su propia muerte y resurrección nos da esperanza de nuestra propia liberación de la muerte. Es un restaurador porque como el mismo afirma viene a hacer realidad y actualizar los mandamientos divinos. En contrapartida la obra de Judas se ciñe a su propia época y sus heroicos esfuerzos habrían de destruirse poco tiempo con el advenimiento de Roma como fuerza imperial. La influencia de Jesús se prolonga más allá de su tiempo y su geografía, como dice el Apocalipsis: Y allí no habrá más noche; y no tienen necesidad de lumbre de antorcha, ni de lumbre de sol: porque el Señor Dios los alumbrará, y reinarán para siempre jamás.

Encontramos también aquí una sutil coincidencia en al búsqueda de un “reino” imperecedero. Pero mientras que la gesta Macabea pone su esperanza en la acción humana y particularmente militar, luego de muchos fracasos terrenales, el “reino” aparece, en el cristianismo,  ligado a un futuro idealizado, casi virtual, una esperanza sin tiempo alejada del desgaste de la realidad y la temporalidad humanas.

THINE BE THE GLORY

King`s Choir de Cambridge

A TOI LA GLOIRE

PARTITURA A 4 VOCES DE A TI LA GLORIA (del himnario evangélico Cántico Nuevo) 

4 respuestas a ♫ A TI LA GLORIA

  1. Tomás dijo:

    Gracias, Eduardo, por seguir compartiendo con nosotros tanta belleza. Son admirables las versiones musicales y, como siempre, tus enriquecedores relatos. Ver y escuchar esta sublime melodía de Händel en nuestra iglesia y con tu participación directa, hace todo triplemente gratificante.
    Un abrazo, Tomás R.

  2. Pingback: LA LUZ DEL MUNDO « PARTE DE LA RELIGIÓN

  3. Lucila dijo:

    Hermosísimo, Eduardo! Me encantaron las versiones en los distintos idiomas con sus letras, y la historia. Gracias mil.
    Abrazos,
    Lucila

  4. Augusto César Carracedo dijo:

    Magnífica su página dedicada a temas religiosos. Sus comentarios son muy sustanciosos y nos llevan a una reflexión profunda sobre los temas de la Fe. Y un comentario aparte, lleno de admiración, por sus estudios sobre los himnos evangélicos : Son muy instructivos y reveladores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s