♫ OH AMOR, QUE NO ME DEJARÁS

OH AMOR QUE NO ME DEJARÁS

“O Love that will not let me go” es un popular, romántico y dramático himno cuya poesía fue escrita por el escocés George Matheson. Matheson nació en Escocia (Glasgow) en 1842, hijo de un mercader del mismo nombre y de Jane Matheson, una prima segunda. Fue el mayor de una familia de 8 hijos. Estudió en la Universidad de Glasgow donde se graduó primeramente en Lógica Clásica y Filosofía. Un hecho dramático condicionaría su vida, debido a una enfermedad degenerativa de los ojos, fue perdiendo progresivamente la vista y  a los 20 años quedó totalmente ciego.

Este hecho lo llevó a estudiar teología e historia en la Universidad de Edimburgo, donde se recibió con honores en 1878.  En 1866 comenzó a trabajar como asistente pastoral y 2 años después comenzó su ministerio en la localidad Innelan sobre la costa. Allí permaneció 18 años. Escribió varios importantes libros de teología “Ayudas para el estudio de la teología alemana”, “Puede la antigua fe, convivir con la nueva”, “El crecimiento del espíritu cristiano desde el primer siglo hasta Lutero”.  Por estos textos fue considerado un teólogo de mente liberal y espiritual.    Fue invitado por la reina Victoria a predicar y  se dice que ella tenía uno de sus  sermones  publicados  sobre el libro de Job.

En Innelan escribe su himno más popular y emocional. Él mismo describe el proceso de su creación:

“Mi himno fue compuesto en la casa parroquial de Innelan, en la tarde del 6 de junio de 1882, cuando yo tenía 40 años. Vivía solo en la casa en esos días.  Esa noche se casaba mi hermana y el resto de la familia estaban quedándose en Glasgow. Algo me pasaba, algo que yo solo conocía y que me causaba un gran sufrimiento mental. El himno fue el fruto de ese sufrimiento. Fue el texto que más rápido escribí en toda mi vida. Tuve la impresión de que las palabras me eran dictadas por una voz interior. Estoy seguro que no tardé más de 5 minutos en completar y también estoy seguro que mis manos nunca necesitaron hacerle una corrección. No tengo un don natural para el ritmo. Todos los demás versos que había escrito fueron trabajosos. Pero éste vino como un día de primavera desde lo alto”.

Lo que atormentaba a Matheson esa noche era el recuerdo y la soledad. El había estado comprometido, pero al conocerse el diagnóstico de su segura ceguera, su prometida lo había abandonado diciéndole que no podía  atar su vida a un hombre ciego. Su hermana lo había cuidado desde entonces y ahora en soledad le brotaban las palabras:

O Love that will not let me go,
I rest my weary soul in thee;
I give thee back the life I owe,
That in thine ocean depths its flow
May richer, fuller be.

O light that followest all my way,
I yield my flickering torch to thee;
My heart restores its borrowed ray,
That in thy sunshine’s blaze its day
May brighter, fairer be.

O Joy that seekest me through pain,
I cannot close my heart to thee;
I trace the rainbow through the rain,
And feel the promise is not vain,
That morn shall tearless be.

O Cross that liftest up my head,
I dare not ask to fly from thee;
I lay in dust life’s glory dead,
And from the ground there blossoms red
Life that shall endless be.

La versión que incluyo proviene del himnario Cántico Nuevo y la traducción pertenece al pastor mejicano  Vicente Mendoza (1875 1955)

En 1886 se mudó a Edinburgo donde fue ministro de la parroquia de San Bernardo durante 13 años.

Matheson publicó un único  libro de poesías, “Canciones sagradas”. El interés de sus exégesis  se basa en sus recursos subjetivos emocionales, su poder radica en la visión espiritual en lugar de un juicio equilibrado, y en la captura viva de los factores que hacen de la personalidad cristiana, en lugar de constructiva declaración doctrinal. Otro himno muy popular de su autoría  es “Make me a captive”, “Cautívame Señor”.

LA MÚSICA: ALBERT L. PEACE

Por alguna razón, me es siempre más difícil encontrar información del autor de la música del himno. Esta no fue una excepción. Lo que hallé es muy breve. Albert Peace, nació en 1884 y fue un superdotado musical. Fue organista profesional en la Iglesia n Holmfirth (Yorkshore) a la temprana edad de 9 años.  En 1879 asumió como primer organista en la Catedral de Glasgow. En 1897 sucedió a William Best como organista en el Saint George Hall en Liverpool. En años posteriores lo encontramos dando numerosos conciertos en la Catedral de Canterbury, en el Victoria Hall y en la Catedral de newcastle.

EL HIMNO

He cantado este himno muchas veces. Es muy emotivo y más cuando se conoce los sentimientos que lo guiaron. Esta versión que encontré en Youtube es hermosa.  El Coro de Westminster (masculino), canta un arreglo de David Phelps, en la Iglesia Luterana de Dortmund.

Escuchando este himno tan bellamente interpretado, me animo a decirles a los que están cansados y dolidos, las palabras de Matheson:  “That morn shall tearless be”.

5 respuestas a ♫ OH AMOR, QUE NO ME DEJARÁS

  1. malena dijo:

    Gracias, hermoso todo, la historia y la versión. Sabés que estoy adelantando liturgias y como el 10 de junio me toca, casi recién llegada, anduve viendo algo y oh casualidad!! puse este himno. Tenés algo más de un mes para importar a estos muchachos pero, como la importación está cerrada, podrías armar algo, lo que quieras con lo que hay incluso contando su origen. Me encantó todo. te dejo la inquietud. Besos

  2. Emilio dijo:

    Gracias Eduardo, me vino muy bien. También es uno de mis himnos favoritos, y me lo recordaste justo..

  3. Osvaldo dijo:

    El himno es hermoso en su letra y en su música. Pero algunos han puesto en duda el relato sobre las circunstancias en que fue escrita la poesía.

  4. Juan Gattinoni dijo:

    Si, sin duda impacta, lo bien cantado, lo profundo de la melodía y por cierto su contenido.
    Pero lo que más me mueve es que quienes lo cantan, con un sentimiento muy claro y profundo son TODOS JOVENES. Y todos los que están sentados escuchando son jóvenes. Quien dijo que lo unico que quieren los jóvenes es la música “movidita”?. !Tenemos tanto que trabajar musicalmente en las iglesias como evangelización se precisa!!!
    ..

  5. Cristina Gualdieri dijo:

    Gracias, gracias y mil gracias es maravilloso!!!!!! era el himno preferido de mi madre Marta Lilian Risler de Gualdieri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s