♫ TOMA MI MANO, PRECIOSO SEÑOR

TAKE MY HAND, PRECIOUS LORD

El  28 de agosto de 1963, el pastor Martin Luther King pronunció en Washington ante multitudes que participaban en la lucha por los derechos civiles de los hombres de color en EEUU, un discurso que ha pasado a la historia con el nombre de “Tengo un sueño” (I Have a dream). Se cumplen 50 años de ese hecho trascendental, que es recordado y celebrado especialmente en EEUU, pero también en los medios del mundo. Rescato un artículo del diario La Nación, donde se detallan las deudas pendientes de esa lucha.  50 años después. 

El discurso en sí es extraordinario y de fuerte impacto emocional, aun para los enemigos de Luther King, quienes planificaron su muerte y quizás la celebraron. Pueden leerlo completo en este sitio:  DISCURSO COMPLETO EN CASTELLANO

A continuación reproduzco un fragmento para analizar algunas características del mismo.

FRAGMENTO

Éste será el día, éste será el día en el que todos los hijos de Dios podrán cantar con un nuevo significado “Tierra mía, es a ti, dulce tierra de libertad, a ti te canto. Tierra donde mi padre ha muerto, tierra del orgullo del peregrino, desde cada ladera suene la libertad”.

Y si América va a ser una gran nación, esto tiene que llegar a ser verdad.

Y así, suene la libertad desde las prodigiosas cumbres de las colinas de New Hampshire.

Suene la libertad desde las enormes montañas de Nueva York.

Suene la libertad desde los elevados Alleghenies de Pennsylvania.

Suene la libertad desde las Rocosas cubiertas de nieve de Colorado.

Suene la libertad desde las curvas vertientes de California.

Pero no sólo eso; suene la libertad desde la Montaña de Piedra de Georgia.

 Suene la libertad desde el Monte Lookout de Tennessee.

 Suene la libertad desde cada colina y cada topera de Mississippi, desde cada ladera.

 Suene la libertad. Y cuando esto ocurra y cuando permitamos que la libertad suene, cuando la dejemos sonar desde cada pueblo y cada aldea, desde cada estado y cada ciudad, podremos acelerar la llegada de aquel día en el que todos los hijos de Dios, hombres blancos y hombres negros, judíos y gentiles, protestantes y católicos, serán capaces de juntar las manos y cantar con las palabras del viejo espiritual negro: “¡Al fin libres! ¡Al fin libres! ¡Gracias a Dios Todopoderoso, somos al fin libres!”

EL RITMO

Una parte de la potencia del discurso está en la repetición, como si se tratará de un spiritual rítmico o  un rap, cuya intensidad va creciendo y golpeando como olas sucesivas. Este recurso oratorio es característico de MLK. El texto y el ritmo producen un impacto emocional en el cerebro. Poéticamente este recurso podría asimilarse a una anáfora.

UNIVERSALIDAD

Ni una vez se pronuncia la palabra Cristo, o cristiano, o Iglesia. Sí la palabra Dios, que aparece 3 veces en el texto, justamente en los párrafos finales que reproduzco. Sabemos que King era un pastor bautista, que se convierte en un luchador por los derechos civiles. Por lo tanto el militante se pone por encima de divisiones de credos, y explícita e implícitamente le habla a protestantes, católicos, judíos, blancos y negros. Universaliza su lucha y sus demandas. Y Dios termina siendo el “garante” y el “donante” de la tan preciada libertad.

NORTE Y SUR

Que suene la libertad desde los montes del Norte pero también en los estados del Sur, donde la esclavitud había dado paso a la segregación.

TAKE MY HAND, PRECIOUS LORD,

Es conocido el amor que Luher King tenía por este himno. En sus giras, MLK  solía invitar a la famosa cantante de gospels Mahalia Jackson a cantarlo para inspirar a las multitudes que seguían esperanzadas su palabra. Antes de ser asesinado el 29 de marzo de 1968, MLK le  había expresado al músico Ben Branch quien tenía a su cargo la música: “Ben, asegúrate de tocar Take My Hand, Precious Lord, en la reunión de esta noche. Tócala realmente bien.” Finalmente Mahalia Jackson la cantó en su funeral.

HISTORIA DEL HIMNO

El texto fue escrito por un renombrado compositor de gospels y blues, Thomas Dorsey. Su padre era un predicador bautista y su madre organista. Ambos tuvieron gran influencia en su vida musical y espiritual. Desde muy joven se destacó su talento en el piano, dedicándose a la música tanto secular como sacra.

Thomas Dorsey Album CoverHa escrito más de 400 canciones que fueron interpretadas por grandes cantantes como Elvis Presley, Aretha Franklin, Jim Reeves, Mahalia Jackson, entre otros. Pero la más reconocida de todas ha sido sin duda “Take my hand, precious Lord”.

Dorsey escribió este texto después de una tragedia personal, donde murieron su mujer y su hijo recién nacido. Como suele pasar el dolor encuentra salida y alivio en el proceso creativo.

LA MÚSICA

La música de este tema está basada en una  melodía anterior (Maitland) compuesta  por George N. Allen (1812 – 1877), quien naciera en Massachussets y fuera alumno de Lowell Mason, ya mencionado en otras páginas.

George N. Allen

George N. Allen

Acá puedes bajar un archivo PDF con la partitura de la melodía original: Maitland

En lo personal disfruto mucho de la versión de Elvis Presley, en la que podemos apreciar sus grandes dotes de cantante y el sentimiento que ponía en sus interpretaciones.

LA SEGUNDA LETRA

Después de su asesinato  y en circunstancias que desconozco una editora de música de nombre Joyce Mermar (según pude saber se trataría del seudónimo de la compositora y arregladora Marjorie Farmer) compuso una letra inspirada en el discurso de MLK, manteniendo la melodía de Allen.    

Precious Lord, take my hand,  (Precioso Señor, toma mi mano)
bring me home through the night, (Tráeme al hogar a través de la noche)
through the dark, through the storm, to thy light. (a través de la oscuridad y la tormenta.)
I have been to the mount, (Yo he estado en la montaña)
I have seen the Promised Land (Yo he visto la tierra prometida)
Precious Lord, precious Lord, take my hand. (Precioso Señor, toma mi mano)

Precious Lord, take my hand (Precioso Señor, toma mi mano)
bring thy child home at last, (Lleva a este niño finalmente a su hogar)
where the strife and the pain all are past. (donde la lucha y el dolor han pasado)
I have dreamed a great dream (Yo he soñado un gran sueño)
that love shall rule our land (que el amor gobierna en nuestra tierra)
Precious Lord, precious Lord, take my hand. (Precioso Señor, toma mi mano)

Precious Lord, take my hand, (Precioso Señor, toma mi mano)
take thy child unto Thee, (toma a este niño ante Tí)
with the dream of a world that is free. (con el sueño de un mundo libre.)
For that day when all flesh (Para ese día cuando toda carne)
joins the glory thou hast planned, (se una a la gloria que tu planeaste,)
Precious Lord, precious Lord, take my hand (Precioso Señor, toma mi mano)

Es un texto hermoso y emotivo que canta inspiradamente el Hastings College Choir de Nebraska y que yo he subtitulado.

El video original del coro pueden verlo en esta dirección: HASTINGS COLLEGE CHOIR

PARTITURA

Hace muchos años canté este arreglo y le adapté un texto en castellano que he subido a esta página en formato PDF, para todos aquellos que puedan cantarlo y sentir en lo profundo de su corazón las palabras e ideales que Martin Luther King sembrara en nuestros espíritus.

PARTIRURA (PDF): precioso señor

martin-luther-king-day

“La oscuridad no puede deshacer la oscuridad; únicamente la luz puede hacerlo. El odio nunca puede terminar el odio; únicamente el amor puede hacerlo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s