♫ NUN DANKET ALLE GOTT: DE LUTERO A BACH

“DIOS ES SOL Y ESCUDO” – CANTATA PARA EL DÍA DE LA REFORMA

En 1725 Bach escribió la cantata “Dios es sol y escudo” para celebrar el Día de la Reforma. La cantata fue ejecutada por primera vez el 31 de octubre de ese año. (El 31 de octubre de 1517 Lutero dio a conocer sus 95 tesis protestando contra las indulgencias. La cantata es maravillosa y termina con la primera estrofa del himno Nun Danket alle Gott (Ahora demos todos gracias a Dios) . Los instrumentos: cuerdas, trompetas, cornos, timbales marcan el pulso del devenir, mientras el coro eleva su canto de gratitud.

DE LUTERO A BACH

Es el título de un bello y pequeño libro del musicólogo checo Paul Nettl, que me obsequiara hace muchos años mi amiga Edith (aunque quizás solo me lo haya prestado :=)). La versión castellana fue editada por la desaparecida Editorial Evangélica “La Aurora”.  En su prólogo leemos “Durante la Edad Media, el genio de la música tenía las alas cortadas. Con la Reforma vino un estupendo renacer de la música. La filosofía reformista influyó todas las fases de la música eclesiástica y cambió el curso general del desarrollo musical. La unión del misticismo medieval con la nueva y vigorosa corriente del pietismo se consumó finalmente en la exquisita música de Juan Sebastián Bach, genio musical y luterano”.

El título del libro no solo alude a una linea histórica de compositores y estilos, sino que expresa la necesaria vinculación entre el surgimiento de una figura excepcional como Bach y el amor a la música que expresó Martín Lutero en su vida y en su actividad reformista. A diferencia de otros movimientos reformadores como el de Calvino, Lutero imprimió un impulso continuo y fervoroso al rol de la música en la liturgia y en la vida del cristiano. En otras palabras no pudo gestarse un Bach sin el contexto litúrgico musical y la teología de la gracia de Dios que Lutero impregnó a su Reforma.

LA GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS

Históricamente  entre Lutero y  Bach pasaron poco menos de 2 siglos, un interregno plagado de conflictos religiosos y políticos de inimaginable crueldad. Entre 1618 y 1648 se desarrolló la denominada Guerra de los Treinta años,  un conflicto en el que intervinieron la mayoría de las grandes potencias europeas, aunque en ese entonces el mapa político era distinto al actual. Inicialmente se trató de un conflicto religioso entre estados partidarios de la reforma y la contrarreforma dentro del propio Sacro Imperio Romano Germánico, pero la intervención paulatina de las distintas potencias europeas gradualmente convirtió el conflicto en una guerra general por toda Europa, más que nada por razones geopolíticas y económicas. Los más afectados por la destrucción fueron los principados alemanes y en menor medida los Países Bajos y el norte de  Italia.

Aun reconociendo el poder de los intereses seculares en todo conflicto, lo cierto es que durante el primer siglo después de la Reforma el odio entre católicos y reformistas fue una realidad creciente. Es que cuando una religión o un partido político afirma “YO soy EL camino”, es inevitable que se genere violencia.

MARTIN RINCKART

Rinckart-Martin-01Como suele sucede en guerras prolongadas, a la destrucción del hombre por el hombre se sumó la hambruna y la peste que hicieron estragos en las poblaciones. En este marco de horror aparece en la historia de la música litúrgica la figura del pastor luterano Martin Rinckart. Hijo de un pobre calderero, nació en la ciudad de Eilenburg, al norte de Sajonia, en abril de 1586. A fuerza de trabajo y talento musical se abrió paso en la Universidad de Leipzig como estudiante de teología, donde fue finalmente ordenado. Luego de diferentes cargos, en 1617  volvió a su ciudad natal como ministro, para ser testigo del inicio de la Guerra de los Treinta años, que lo acompañó todo su ministerio, ya que murió un año después de su finalización. Durante el prolongado conflicto estuvo  siempre junto a su congregación, ayudando en todo lo posible bajo toda clase de calamidades. Tuvo que soportar el acuartelamiento de soldados en su propia casa, y sufrió saqueos frecuentes de su pequeña provisión de  cereales y enseres domésticos. En 1637 una severa plaga azotó la ciudad, que estaba repleta de refugiados hambrientos. La mortandad fue terrible, solo ese año fallecieron 8000 personas. Martin fue el único ministro que sobrevivió a la peste. Tuvo que multiplicar sus esfuerzos para asistir a los enfermos y a los muertos. Condujo más de 4000 funerales ese año, incluyendo el de su propia esposa.

Eilenburg hoy

Eilenburg hoy, lejos del horror

Durante este tiempo fue un prolífico escritor de himnos, de los cuales el más conocido y que ha resistido el paso del tiempo es “Nun danket alle Gott” (Ahora demos todos gracias a Dios). Aunque se desconoce la fecha de su creación, se sabe que fue cantado con entusiasmo en 1648 cuando se firmó la paz de Westfalia. Conocer el contexto histórico y las vivencias del autor nos hace valorar con justicia el valor de cantar gratitud a Dios en medio de tanto sufrimiento.

EL ECLESIÁSTICO

Rinckart se basó en un texto del Libro Eclesiástico (no confundir con el Eclesiastés), uno de los libros denominados “deuterocanónicos” (segundo canon), que son textos correspondientes al período del Antiguo Testamento, que no son aceptados por los protestantes, pero figuran en las Biblias católicas y ortodoxas. El Eclesiástico es un libro de enseñanzas morales y en ese sentido se asemeja al libro de los Proverbios. Aunque los luteranos rechazaron estos libros, consideraban al Eclesiástico como un libro de provecho y seguramente Rinckart se habrá sentido conmovido por estos versículos:

50:22 Y ahora bendigan al Dios del universo que hace grandes cosas por todas partes, al que nos exaltó desde el seno materno y nos trató según su misericordia.
50:23 Que él nos dé la alegría del corazón, y conceda la paz en nuestros días, a Israel, por los siglos de los siglos.
50:24 Que su misericordia permanezca fielmente con nosotros y que nos libre en nuestros días.

EL TEXTO DE “NUN DANKET ALLE GOTT”

Nun danket alle Gott
Mit Herzen, Mund und Händen,
Der grosse Dinge tut
Ans uns und allen Enden;
Der uns an Leib und Seel
Von früher Kindheit an
Unzählig viel zu gut
Bis hieher hat getan.
Dad todos, gracias a Dios
con el corazón, los labios y las manos,
pues grandes cosas
nos ha dado siempre,
y desde el materno vientre,
desde la niñez y aún ahora
innumerables bienes
nos ha concedido.
Der ewig reiche Gott
Woll uns in unserm Leben
Ein Immer fröhlich Herz
Und edlen Frieden geben,
Und uns in seiner Gnad
Erhalten fort und fort
Und uns aus aller Not
Erlösen hier und dort.
Dios, siempre generoso,
ha querido darnos en nuestra vida
un corazón siempre alegre
y la noble paz,
y en su gracia
nos ha guardado
y de todas las angustias
nos libra aquí y allá.
Lob, Ehr und Preis sei Gott,
Dem Vater und dem Sohne
Und dem, der beiden gleich
Im höchsten Himmelsthrone,
Dem dreimal einen Gott,
Wie er ursprünglich war
Und ist und bleiben wird
Jetzund und im
Gloria, honor y alabanza
al Padre como al Hijo
y al que a ellos es igual
en el alto trono celestial,
al uno y trino Dios,
que era en el principio
y es y seguirá siendo
ahora y por siempre.

LA MÚSICA DE “NUN DANKET ALLE GOTT”

La melodía de este gran himno es atribuida a Johann Crüger, aunque no hay certeza del hecho. Nació en 1598 en Prusia y en 1620 lo encontramos estudiando teología en la Universidad de Wit­ten­berg (otra vez Lutero). En 1622, fue nombrado or­gan­ista de la Iglesia de San Nicolás en Berlín. Compuso numerosas melodías para himnos como “Jesús amado cuál es tu delito”,  asimismo obras sacras para coro e instrumentos.  Fue también musicólogo y escribió sobre la teoría y práctica de la música.  In 1640, ed­itó un importante himnario, titulado Práctica de  la Piedad en la Canción. En él se incluía por primera vez el texto de Martin Rinckart.

Partitura del himno a 4 voces con el texto original NUN DANKET ALLE GOTTJCruger

DE RINCKART A BACH

El himno fue inspiración para notables músicos como Buxtehude y Pahelbel. En cuanto a Bach escribió una cantata completa sobre el tema del himno, conformada por 3 secciones, una por cada estrofa. La melodía del coral, se escucha inmutable sobre el devenir de las voces polifónicas y los preciosos instrumentos. La gratitud inconmovible sobre los conflictos de la existencia.

NOW THANK WE ALL, OUR GOD

En 1856 fue traducido al inglés por Catherine Winkworth, quien creía que la melodía había sido compuesta por el mismo Rinckart. En inglés se transformó en ” Now thank, we all our God”

Now thank we all our God, with heart and hands and voices,
Who wondrous things has done, in Whom this world rejoices;
Who from our mothers’ arms has blessed us on our way
With countless gifts of love, and still is ours today. 

Escuchemos la hermosa versión del Coro del Tabernáculo Mormón, aunque el estilo de la  introducción orquestal podría discutirse:

PRELUDIO CORAL “NUN DANKET ALLE GOTT”

Para los amantes del órgano, este es un maravilloso preludio sobre el coral de Rinckart y Crüger, de Juan S. Bach.

 

Acá puedes bajar la partitura: bach-johann-sebastian-nun-danket-alle gott

Un verdadero desafío para la mano izquierda que tiene que tocar la 2 voces intermedias.

NUN DANKET EN CASTELLANO

En los  himnarios Cántico nuevo y en Canto y Fe, tenemos una versión en castellano del himno. Es una adaptación de Federico Fliedner que obligado por la métrica tradujo el primer verso como “De Boca y corazón a nuestro Dios cantemos”, y más allá que algunos afirman que un simpatizante de River Plate no podría cantarlo :=), lo cierto es que el texto castellano ha perdido algo de su belleza y ternura original.

Para cantarlo a 4 voces:

nun danket001

nun danket002

Cuando lo cantes recuerda las circunstancias en que fue escrito. Entenderás mejor el sentido liberador del texto y del canto, porque cantar a Dios no es para beneficio de Dios,   sino para el bien de nuestra propia alma, de nuestro propio corazón. Y si la música te lleva allí entonces agradecerás a Dios con la boca, el corazón y  con las manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s